Nepal Resurge tras el Bucompa

galeria-1_-binita

Tras el terremoto que sacudió Nepal en abril del 2015, hace ahora 20 meses, la energía y el recuerdo permanecen latentes, como nos refleja sus hogares.

Nuestro paso por aquí estos meses, con el proyecto ReviveNepal, nos ha transmitido la fuerza y destrucción que asoló hace ya mas de veinte meses a este lugar, a la vez tan inaccesible como peculiar. La región de Gorka, en donde se emplazó el epicentro del terremoto, resurge muy paulatinamente retomando su forma de vida pero perdiendo su arquitectura tradicional. La falta de medios, el miedo ante la fragilidad de sus viviendas, debido a la imponente fuerza del pasado terremoto y las falsas expectativas de ayudas externas, provocan recelo a la hora de construir nuevas infraestructuras.

foto-internet

Un ejemplo de arquitectura vernácula. Única fotografía que no pertenece a la zona dañada por el terremoto.

La vivienda tradicional rural Nepalí, conjuga el espacio donde viven las personas junto al de los animales que abastecen a cada familia.

El espacio principal de las casas es la cocina donde se alberga la mayor actividad en el hogar. Las habitaciones se conjugan de diferentes formas según la posibilidad de cada familia, cuando ésta es mas humilde se colocan junto al espacio comedor, los hogares menos humildes, se levantan en dos alturas, repitiendo los modelos de vida rurales que nos precede. Donde los espacios más privados se alojan en la planta alta y los espacios de uso público conviven en la planta baja, junto a las bestias.

La mayor diferencia que percibimos es la permeabilidad al exterior, donde por su climatología y cultura, la vida se desarrolla a lo largo de un corredor generalmente abierto a la fachada norte, evitando el soleamiento directo. Dado a los calurosos meses de primavera y verano, junto a las fuertes lluvias del monzón. Así como por su estructura social de nodos familiares emparentados y una amplia convivencia dentro de las aldeas, se crean fuertes lazos y diversos flujos entre los vecinos donde  la arquitectura abre sus puertas.

revivenepal-casa-kali

Kali en su hogar dañado. Una de las pocas casas de dos alturas que permaneció en pié tras el terremoto

foto-0

Sachín nos enseña los distintos espacios de su antigua casa, donde el creció

 

El entorno abastece una construcción donde predominaban como materias primas, la piedra, la madera y la tierra. Uno de los problemas que sufre estas regiones montañosas es la falta de previsión estructural ante los seísmos. Vemos una solidez estructural, poco casada en su construcción. Los muros de carga de piedra se levantan con dos caras de piedra vista (colocada con una cama de tierra) y una argamasa de tierra y guijarros en su interior, hasta la cubierta. El forjado de madera sostiene la cubierta a veces de pasto, para los menos pudientes o de pizarra, esta última demasiado pesada, para ser sostenida por el muro ante las vibraciones. Mientras que la entreplanta también de madera soporta un forjado ligero de bambú con fibra vegetal y tierra. Esta construcción vernácula, que preserva los modelos de vida establecidos, utiliza a su vez los recursos accesibles, pero cae en colapso ante las fuerzas del seísmo.

Tras el terremoto, la región de Gorka mas en concreto la aldea de Masel, contempla uno de los datos mas sobrecogedores de destrucción.

ReviveNepal - Datos OCHA

Datos recogidos por la OCHA (Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios)

Después de casi dos años donde la ayuda internacional ha llegado por goteo, debido a los continuos cierres de fronteras que mantuvieron India y China (durante el primer año), Nepal presenta una imagen precaria. El 96% de las casas que se derrumbaron aun no han sido reconstruidas, solo un 4% de las familias ha realizado una reconstrucción total de las misma, la mayoría con refuerzos de cemento y cubierta de chapa.

ReviveNepal - Casa reconstruida

Una reconstrucción total de la vivienda, la única que hemos encontrado en la aldea de Masel.

En un alto porcentaje de las viviendas la cubierta se derrumbó parcial o totalmente. En algunas viviendas dañadas mantuvieron habitable la planta baja que conservan el uso de la cocina y la despensa, donde después del  desescombro se colocó una cubrición de chapa, pisada con piedras, como prevención ante vientos.

revivenepal-casa-ninhas-ft-3

Dos familias nos enseñan el estado de sus hogares donde se desplomaron los tejados y perdieron la segunda planta de los mismo.

foto-4

 

Los nuevos materiales industriales que surgen a través de la especulación después del terremoto están haciendo desaparecer la riqueza paisajística del país. Al mismo tiempo el uso de la chapa y el cemento, requieren de una inversión, tanto en su fabricación, como en su transporte, que les quita toda capacidad de autogestión, a estas regiones tan remotas. Su entrada ha sido financiada (por grandes empresas) como respuesta de emergencia ante la catástrofe, sin una previsión a largo plazo.

De forma paralela las personas optaron por autoconstruirse dormitorios temporales con los materiales de los que  disponían, asequibles y ligeros, donde predomina la chapa, carpinterías recicladas, bambú y madera.

img_1426

Dos familias nos enseñan sus viviendas temporales, refugios que parecen cada vez más permanentes.

foto-6

Estas nuevas construcciones que han surgido ocupando los huertos, caminos y espacios de convivencia han hecho perder el confort de los espacios donde se desarrollaba la vida a diario. Así, en las áreas rurales se ha densificado el asentamiento sin una respuesta/función para las antiguas casas que permanecen semi-derrumbadas o agrietadas al lado de los nuevos refugios temporales, que se establecen poco a poco como nueva vivienda.

Desde nuestra convivencia queremos compartir las diferentes formas de arquitectura que surgen en Nepal, después de la situacion de emergencia sufrida.  Como los habitantes cubren sus necesidades y como el paisaje se adapta, manteniendo aun los refugios construidos durante los primeros meses donde la ayuda humanitaria aporta necesidades básicas primordiales, de forma temporal, pero que al cabo del tiempo se reafirman y evolucionan como nuevos asentamientos.

img_1343

Todas las imágenes excepto la primera, (que muestra la arquitectura tradicional Nepalí previa al terremoto), fueron tomadas durante nuestra convivencia en la aldea de Masel. A lo largo de los cuatro meses que permanecimos en la aldea, ayudando en la reconstrucción de la nueva Escuela Balkayan, en Masel, Gorka_ Arqtesania

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s